Cordiox es una compleja máquina creada por el artista Ariel Guzik. Mide cuatro metros de altura y describe sonoramente el entorno donde se ubica, poniendo en juego el encuentro de dos elementos complementarios, 180 cuerdas tensas distribuidas en tres arpas y un cilindro de cuarzo puro fundido de grandes dimensiones.

La máquina propaga una cadencia tonal cristalina, sutil y expansiva, que propicia una experiencia de escucha excepcional.

cordiox

Advertisements